Compartir
Publicidad
 
05/04/2017. Jesús de Andrés.- Vicepresidente de la Arandina

''Todos tenemos la culpa de la situación del equipo''

Jesús de Andrés.- Vicepresidente de la Arandina

Jesús de Andrés 'Campillo', vicepresidente de la Arandina CF, valora lo que está siendo este difícil tramo final de temporada para el equipo blanquiazul. Considera que la situación es muy complicada, a falta de seis partidos de los que tienen que ganar cinco para no descender a Tercera División. A pesar de ello, el equipo conserva la motivación de poder conseguir la permanencia en los encuentros restantes. El vicepresidente del club ribereño reconoce que todos tienen una parte de culpa en lo ocurrido y entiende el enfado que pueda tener la afición ante la situación del equipo.

"La cosa está complicadísima", asegura Campillo, quien hace un análisis de lo que ha supuesto esta temporada para el club, donde apunta que partido a partido "siempre tienes la esperanza de ganar, pero no lo consigues. Cada vez quedan menos partidos para poder sumar puntos. Esto es una misión imposible". El vicepresidente del club arandino señala que los rivales a los que les queda enfrentarse son "fuertes" y que el equipo ribereño va a salir "a jugar y a ganar, pero sabe que enfrente va a tener un buen equipo que le va a poner las cosas complicadas".

El próximo rival de la Arandina será la Mutilvera -el próximo sábado a las 18:00 en Navarra- que es el equipo que marca el puesto de promoción para salvar la categoría. Campillo recuerda que no se ha logrado la victoria en ningún partido fuera de casa durante esta temporada y que "eso reduce un poco más la posibilidad de ganar. El equipo y los jugadores lo sienten de una forma negativa. Hay que ser realista".

Comenta igualmente que a los arandinos les ha costado tener regularidad durante la temporada: "No ganas fuera de casa, no terminas de engancharte con los equipos que están abajo para intentar luchar por no bajar... Es una serie de cúmulos negativos que se han juntado y nos han llevado a estar ahí".

La plantilla blanquiazul mantiene la esperanza de lograr finalmente la permanencia: "El equipo siempre cree que puede conseguirlo. Tiene esa motivación de poder ganar el siguiente partido y enlazarse con los equipos que van por encima. Pero está tocado", asegura Campillo.

La suerte también ha influido en algunos encuentros de los arandinos, en los que se han puesto por delante en el marcador, pero donde no han conseguido la victoria final. Aunque este factor no lo es todo para su vicepresidente. En su análisis de la temporada, apunta que les ha faltado leer los partidos en determinados momentos para "cambiar el ritmo de juego, el sistema, jugadores... No lo hemos hecho y al final hemos perdido".

Independientemente de los resultados obtenidos, la directiva ha apostado por Emilio Ferreras en el banquillo hasta el final de la temporada: "Nos gusta dar oportunidades", explica Campillo, quien apunta que el momento de los cambios pasó en Navidad, y que si entonces no ocurrió, "no lo vamos a hacer ahora. A falta de seis partidos, ningún otro va a venir aquí con la varita mágica de ganar".

A la hora de buscar responsabilidades, reconoce que todos tienen algo de culpa en la actual situación del club, desde la directiva, pasando por el cuerpo técnico, hasta los jugadores. En lo que le toca más de cerca, como vicepresidente, Campillo asegura que quizá "no hemos podido o no hemos sabido hacer bien nuestro trabajo, pero eso no quiere decir que el club no tenga que seguir vivo".

Apunta el vicepresidente de la Arandina que, a nivel deportivo, el equipo puede conseguir o no los objetivos marcados para cada temporada. Este año no han salido las cosas y por ello les ha tocado estar en la zona complicada de la tabla: "La verdad es que duele bajar porque cuesta muchísimo trabajo y muchísimo dinero volver a salir".

Sobre la respuesta de los socios del club ante la situación, comenta Campillo que "la afición quiere ganar y ver a su equipo en Segunda B" y entiende cómo se pueden sentir al ver a la Arandina en una posición delicada: "La afición está 'quemada' y es lógico. Cuesta mucho subir a Segunda B y ves que en un mal año se va todo el trabajo que hemos hecho durante este tiempo".

Si finalmente la Arandina no lograra la permanencia en la categoría, la próxima temporada para los ribereños se plantearía con un objetivo claro: ascender de nuevo. "En primer lugar, vas a estar jodido porque desciendes. Pero va a ser durante una semana, quince días... No puedes perder más tiempo y tienes que volver a hacer el proyecto de cara a ascender a Segunda B", asegura Campillo.

"Cuando hay un problema, hay que salir de él y buscarle una solución rápida. No te puedes quedar en casa pensando en ello", señala por último el vicepresidente de la Arandina: "Las cosas se tienen que afrontar con ganas e ilusión, porque es fundamental. Si no tienes esos dos conceptos, al final no avanzas".

Otras Entrevistas:

16/11/2017. Evaristo Pérez Torices.-Entrenador de baloncesto


''Los entrenadores somos de larga duración''

24/10/2017. Lorena de la Fuente.- Concejala de Deportes


''Complacer a todos es difícil, pero lo intentamos''

08/10/2017. Félix Sancho.- Presidente San Pablo Burgos


·Pido paciencia a la afición en estos primeros partidos''


Radio Online
Publicidad  
Opinión

Alberto Ortega

Burgosdeporte.com

AQUEL ONCE DE NOVIEMBRE

Publicidad  
Publicidad  
Trofeos
Publicidad  
BD Comenta

Patxi Salinas tras la derrota del Burgos en Izarra

Foto destacada
Publicidad