Publicidad Hotel Ciudad de BurgosHotel Ciudad de Burgos
C.D. Mirandés S.A.D. Burgos C.F. C. B. Villa de Aranda C. B. Miraflores

Miércoles, 22 de Mayo del 2019  13:46:20

Última Hora: .... .............burgosdeporte.com
La familia de José Luis Preciado pide que El Plantío lleve su nombre - BurgosDeporte
Futbol. BURGOS CLUB DE FÚTBOL. La hija del expresidente del Burgos CF, remite una carta al alcalde, Javier Lacalle, con esta petición.

La familia de José Luis Preciado pide que El Plantío lleve su nombre

Raúl Preciado - Jose Luis Preciado en el homenaje del Burgos

Clasificación

Resultados

Compartir
Publicidad
 

11/03/2019 - Paco Peñacoba

La familia de quien fuera presidente del Burgos durante más de 15 años,José Luis Preciado Santamaría ha hecho público su deseo y petición de que el Estadio Municipal El Plantío lleve el nombre de quien puso toda la ilusión, la gestión y parte de su vida, para que esta instalación deportiva fuera una realidad en Burgos. Jose Luis Preciado siempre será el gran presidente del club blanquinegro, al que fue capaz de llevar a Primera División. Preciado se hizo cargo de la presidencia del Burgos el 14 de junio de 1958, en su trayectoria además de ser el gran impulsor de la construcción de El Plantío, hizo realidad los sueños de miles de aficionados, con 3 años en Tercera División, 11 años en Segunda y dos temporadas en Primera, codeandose con los grandes del fútbol nacional. En la pasada Gala del Deporte, su hija Laura confirmó el envío de una carta al alcalde de la ciudad para pedir al Ayuntamiento que estudie la posibilidad de que El Plantío lleve su nombre. Y el público asistente corroboró esta solicitud con una gran ovación.


Es verdad que ciertos merecimientos deben reconocerse en vida, más que a título póstumo. José Luis Preciado mereció que además de algunos homenajes, como el que le tributó el Burgos CF y nuestro humilde diario deportivo digital Burgosdeporte, le hubieran reconocido también desde las instituciones su gran dedicación a la ciudad. Pero nunca es tarde y ahora, desde la familia solicitan el nombre de El Plantío y una calle de la ciudad para José Luis Preciado Santamaría.  Sin duda, si alguien merece llevar el nombre del estadio de fútbol de la ciudad, ese es José Luis Preciado, que seguro que desde allá arriba, sigue velando por el club blanquinegro de sus amores, al que nunca olvidó.

Reproducimos en las próximas líneas íntegramente la carta enviada por Laura Preciado, su hija, al alcalde, para justificar la petición de que el estadio de la ciudad lleve su nombre. Es una carta que constituye, por si misma, todo un documento de lo que ha supuesto José Luis Preciado para el fútbol en Burgos, sus desvelos y su dedicación a la esta nuestra ciudad.

                       CARTA DE LAURA PRECIADO AL ALCALDE JAVIER LACALLE

El objetivo de este escrito es  solicitarle asignar el nombre de José Luis Preciado al Estadio de Fútbol Municipal situado a orillas del río Arlanzón, junto al actual Coliseum, la piscina municipal cubierta, y a lo que fue la Cruz Roja y el parque militar de Automovilismo. Me hubiera gustado formular esta solicitud mucho antes, incluso en vida de mi padre, pero en aquel momento me parecía vanidoso y siendo como era él, modesto y humilde, era una iniciativa que, por respeto a él y a su forma de ser y pensar, era osado emprender. Nada más fallecer, el pasado 7 de junio, lo tuve claro, pero ni emocionalmente me encontraba con fuerzas para ello ni he hallado el momento para preparar esta solicitud, pues era para mí prioritario atender a mi madre viuda (soy hija única) así como atender otra serie de trámites post-fallecimiento que requerían el cumplimiento de plazos.

Ahora, una vez recobrada mi fortaleza emocional para formular esta petición, sí que deseo exponerle seguidamente los motivos que opino sobradamente avalan y justifican esta solicitud.

El primer motivo es que mi padre fue la persona que promovió el que se hiciera el Plantío, y que se construyera tal cual es. Eran otros tiempos en el fútbol, desde luego, en el que fútbol no era el negocio en que se ha convertido hoy en día, y en el que muchas de las personas que formaban parte de aquel Burgos Club de Fútbol lo hacían de manera totalmente altruista. Así, mi padre promovió que el Ayuntamiento construyera el campo, y allí donde el Ayuntamiento no podía llegar buscó soluciones como cuando gestionó que las prácticas (“maniobras”) del cuerpo de Ingenieros Militares las hicieran para contribuir a la construcción del campo o aledaños. Al fin y al cabo dicho cuerpo tenía que realizar prácticas en algún sitio, con construcciones que en muchas ocasiones derruían posteriormente o desmontaban. Por ello no había nada irregular en hacerlo así. No tengo certeza, pero me parece haberle oído comentar a mi padre que hubo arquitectos militares del cuerpo de ingenieros que contribuyeron en el proyecto original. De lo que sí tengo certeza es que fue en unas prácticas (“maniobras”) en las que se construyó una pasarela peatonal para cruzar desde el Paseo de la Quinta al estadio, que posteriormente, muchos años después, fue reformada y convertida en puente municipal por el propio Ayuntamiento.

Puede encontrar más información respecto a este hecho en el Anexo I, en el cual incluyo el artículo escrito por mi padre y publicado en el Diario de Burgos del 13 de septiembre de 2007 titulado “Hoy hace cuarenta y tres años que se inauguró el campo de fútbol de El Plantío”.

El segundo motivo es su trayectoria al frente del Burgos Club de Fútbol. El 14 de junio de 1958 la Asamblea General del Burgos Club de Fútbol le elige y designa para la presidencia del Club. Accede y permanece en ella cuatro cuatrienios. Se asciende a Segunda y a Primera División, militando 3 años en Tercera, 11 en Segunda y 2 en Primera. Por si no lo vivió, o no ha visto las imágenes, es impresionante ver la llegada del autobús del Burgos al Ayuntamiento tras el ascenso a Primera División. Radio Televisión Española elaboró un vídeo que puede encontrar en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=v57Z6LsS6-E1. En este vídeo también aparece mi padre hablando sobre las obras de construcción del estadio actual. Deportivamente cabe destacar que cuando dejó la Presidencia del Club en la plantilla quedaron jugadores tales como Juan Gómez “Juanito” y José Luis Fernández Manzanedo, ambos internacionales con la selección española, que posteriormente supusieron económicamente jugosos traspasos para el Club una vez él ya no era presidente.

El 17 de enero de 2010 fue nombrado Presidente de Honor del Burgos Club de Fútbol en el partido contra el Valladolid B, recibiendo del Presidente D. Juan Carlos Barriocanal el nombramiento, al comienzo del cual
realizó el saque de honor siendo aclamado por los espectadores.

45 años después de haber dejado la Presidencia, el tiempo ha demostrado que es innegable que ha sido para el Burgos Club de Fútbol el mejor Presidente de todos los tiempos, al menos hasta la fecha, o como señalaba el propio Club tras su fallecimiento “Eterno Presidente”. No es que lo diga sólo yo, su hija, sino que el propio Club con esas dos sencillas palabras lo resume. Es un hecho que su buena y prolongada gestión económica y deportiva del Club no se han vuelto a igualar.

Hay muchos estadios con nombres de presidentes de clubes en España. En pocos de dichos estadios (que yo conozca sólo Ramón Sánchez-Pizjuán, Santiago Bernabéu y Vicente Calderón), su Presidente ha estado al frente 16 o más años como fue el caso de mi padre. Aunque sólo sea por años al frente del Club, considero que mi padre se merece que el estadio lleve su nombre.

En relación a su trayectoria al frente del Club, D. Eduardo Munguía escribió el libro “Benditos Seáis” que relata toda su trayectoria, que puede contrastar contactando con Editorial Gran Vía (www.editorialgranvia.es) quienes podrán facilitarle algún ejemplar o bien contactando con el propio escritor.

El tercer motivo es su vínculo con Burgos, su ciudad natal, no sólo por haber nacido y haber vivido allí años, con el enorme lazo afectivo que ello conlleva, sino por su contribución a la ciudad. Sin haber ocupado ningún cargo político, en la época en que vivió en Burgos contribuyó vocacionalmente y de manera totalmente altruista a distintas cuestiones de la ciudad. Cabe citar, entre otras aportaciones, que fue miembro de la Comisión pro Municipalización del Servicio de Aguas de la Ciudad, Presidente del Real Motoclub Burgalés, posteriormente Presidente del Burgos Club de Fútbol, Secretario General de la Asamblea Provincial de la Cruz Roja y Delegado Provincial de Deportes. De
todo esto, puede encontrar información ampliada en el Anexo II en el que se detalla su Curriculum Vitae redactado por él mismo años antes de fallecer.

Me gustaría recalcar en relación con este vínculo con su ciudad natal, la especial unión que tuvo mi padre precisamente con la zona de la ciudad en la que se ubica El Plantío, tal como él mismo redactó en unas notas sobre él para mí que dicen así: “En esa zona de El Plantío he dejado yo, con mucho gusto, parte de mi vida. Cuando dejé la Presidencia del Burgos – 1974 – fui Vicepresidente de la Asamblea Provincial de la Cruz Roja y del Hospital, con Valentín Niño como Presidente y compartiendo la Vicepresidencia con José María Peña San Martín. Posteriormente ambos serían alcaldes de la ciudad. Influí decisivamente en la construcción del campo de fútbol, donde jugó el
Burgos Club de Fútbol, diez años de los dieciséis que yo lo presidí. Siendo Delegado de Deportes se inauguró la Piscina Cubierta, en 1975, y se dieron los primeros pasos para el Proyecto del Polideportivo Municipal. Formé parte del Consejo de Administración de Instalaciones Deportivas y de Recreo del Ayuntamiento. Y en el quinquenio 1955–60, fui Capitán Interventor en la Base de Automovilismo de la 6ª Región Militar, conocida como Dos de Mayo y ubicada en el espacio que ocupan ahora los nuevos edificios de viviendas”. Por este motivo, me gustaría aprovechar esta carta para  solicitarle también que asignen el nombre de mi padre a una de las calles de la zona. En Madrid por
ejemplo han dado el nombre de Avenida de Luis Aragonés (el fallecido seleccionador nacional de fútbol) a una Avenida junto al nuevo estadio del Atlético de Madrid, motivada por la relación que tuvo dicho entrenador con el citado club.

Su amor y vínculo con la ciudad, y en particular con el Burgos Club de Fútbol, lo mantuvo toda su vida. Con la ciudad siempre que tenía ocasión, y así se terciaba, viajaba a Burgos. Incluso hasta hace poco tiempo seguía cogiendo su tren o autobús desde Madrid para asistir a festejos o celebraciones municipales, como espectador y desde el anonimato. Y por supuesto a su Burgos Club de Fútbol lo iba a ver si coincidía que jugaba y estábamos en Burgos con motivo de alguna celebración familiar, e incluso viviendo en Madrid se desplazaba a las “inmediaciones” (Getafe, Toledo, Cuenca, Guadalajara, Segovia, Ávila, etc.) si se enteraba que el Burgos jugaba a menos de 100 kms. de distancia. Y por supuesto, en cada jornada de liga, seguía por el medio que fuera (radio, televisión, teletexto, o Internet) en primera persona, o preguntando a los que llevábamos el móvil en el bolsillo, cómo iba el partido de su Burgos. Buena cuenta de ello le puede dar por ejemplo D. Juan Carlos Barriocanal, al que llamaba o escribía mensajes para intercambiar impresiones de los resultados. No dejó en ningún momento de desvincularse de su equipo de fútbol, porque además, siempre que se le preguntaba de qué equipo era, él respondía categóricamente: “del Burgos Club de Fútbol”.

Y finalmente el cuarto y último motivo para avalar mi solicitud es que Burgos merece un campo de fútbol con un nombre que recuerde épocas mejores del fútbol en Burgos, y que, de esta manera, anime a que se crea en el equipo y se tenga fe en que es posible ver al Burgos en mejores categorías profesionales. El frío en Burgos es un condicionante importante para el fútbol, pero también lo es para muchas otras ciudades del norte de España, y no es motivo para que la afición deje de ir al campo a animar a su equipo, mucho más hoy en día que existen todo tipo de avances (en los campos y en las prendas de abrigo) para paliarlo. Así, que el campo de fútbol lleve su nombre puede ser inspirador para la ciudadanía de Burgos, para acudir al campo a animar a su equipo, y para que ese
ambiente de ilusión por el fútbol y por el Club a buen seguro resulte un aliciente importante para que jugadores, técnicos y directivos, se esfuercen al máximo en llevar al Club a mejores categorías.

En todo caso como el propietario y responsable del estadio es el Ayuntamiento, al ser un estado municipal, es por tanto dicha Institución la que tiene la competencia para decidir un cambio de nombre. Y es por ese motivo por el que dirijo a usted esta petición que formulo desde el corazón, si bien pienso que hay motivos objetivos de sobra para que sea atendida. Pero por si no fueran suficientes las razones aquí expuestas, le pido que acuda a sus emociones y trate de recordar las sensaciones que tenía cuando iba de niño al campo a ver jugar al Burgos. Muchos burgaleses habrán vivido la época en que mi padre era Presidente y recordarán aquellas emociones, aquella Plaza Mayor abarrotada de gente cuando llegó el autobús con el equipo tras el ascenso a primera división, y aquellas tardes de fútbol y de buen fútbol. Pero si no lo vivió usted directamente, porque puede que sea más joven,
seguro que sus padres vivieron aquellas emociones. Por favor, pregúnteles.

A lo largo de mi vida he coincidido con mucha gente de Burgos, fuera de Burgos, pero sobre todo últimamente he coincidido con muchísimos desconocidos que han dado conmigo para darme el pésame. Pese a lo triste de mi pérdida, sin embargo es bonito observar cómo a muchas de esas personas todavía se les ilumina la cara y se emocionan recordando aquellas tardes de gloria.

Por todo ello consideramos que mi padre merece que el principal campo de fútbol de la ciudad lleve su nombre, y
la ciudad merece que su campo de fútbol más importante lleve el nombre de mi padre, como homenaje y recuerdo de aquella época, y como inspiración para actuales y futuras generaciones.

Por todo lo expuesto, cierro este escrito rogándole tenga a bien, a tenor de todos los argumentos aquí esgrimidos, atender estas peticiones de:

    Asignar el nombre de José Luis Preciado al Estadio de Fútbol Municipal.
    Asignar el nombre de José Luis Preciado a una de las calles de la zona.
las cuales formulo desde la modestia, aunque hablando de mi padre y por humilde y modesta que intente ser es imposible ya que su trayectoria es abrumadora, siendo innegable lo que hizo por su querida ciudad y por su adorado Burgos Club de Fútbol en particular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Publicidad  
Caja Viva
Opinión

Marisa Rogel

GRACIAS A TODOS

Publicidad  
Publicidad  
Publicidad  
Trofeos
Publicidad  
BD Comenta

LOS DOMINGOS CON ANA- 19 DE MAYO 2019

Foto destacada
Publicidad